• contacto@isabelzendal.com

Isabel

portada-isabel

La partida de nacimiento de un tal Benito -en la coruñesa parroquia de San Nicolás. en 31 de julio de 1796- desvela que su madre fue “Isabel Celdam Gómez”, soltera, vecina de la villa y natural de Santa María de Parada-Ordes.

Los libros Sacramentales de la freguesía ordense confirmarán que, mientras el apellido Celdam no existe en la comarca, los Zendal son varias ramas familiares asentadas de viejo en la zona. Estos libros también van a completar las marcas de identidad de la futura enfermera de la REFV. Isabel es la segunda de nueve hermanos -tres mueren al poco de nacer- y, con certeza, ella y Bernarda -la primogénita de la familia- nacieron antes del 26 de febrero de 1773, que es cuando arranca el libro de bautizo más antiguo que se conserva de la parroquia. Y las partidas de defunción de la madre y del padre permiten entender la causa de la emigración de Isabel a A Coruña: son enterrados de caridad por ser “quasi pobres de solemnidad”.

Los libros de cuentas de la Caja de Expósitos (Archivo Municipal de A Coruña) precisan que Isabel entró a trabajar como rectora de la Inclusa el 24 de marzo de 1800.

22-ninos

Percibirá un salario mensual de 50 reales y media libra diaria de pan de peneira. Con el paso de tiempo, irá juntando más extras: media libra diaria de pan por su hijo, media libra de carne al día y 16 reales al mes por componer y remendar la ropa de uso de los expósitos.

Para relevar a Isabel Zendal cuando parte con la REFV en 1803, la junta de gobierno del Hospital de Caridad tenía una terna de cuatro mujeres: una soltera, una viúda, una enfermera y una hospiciana. La elegida fue “Christina González, que hace tiempo está de hospiciana”. Evidencia de que, para trabajar con los expósitos, pesaba más la calidad humana de las cuidadoras que sus circunstancias personales de ser o madre soltera o hospiciana.

 

¡DESCÁRGATE AQUÍ LA HISTORIA COMPLETA!