• contacto@isabelzendal.com

El Viaje

expedicion-vacuna-mapa

Jenner dijo: “No imagino que los anales de la Historia nos traigan un ejemplo de filantropía tan noble y extenso como este“.

La sentencia de Edward Jenner, el descubridor del antídoto contra la viruela, viene a decir que la difusión mundial “de la mayor conquista de la medicina” fue obra de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna (1803-1812).

viaje-2

A CORUÑA: PUERTO DE PARTIDA

La Coruña de 1803 era una ciudad bicéfala de 14.642 habitantes. Estaba configurada por la Ciudad Alta y la Pescadería. En la primera residía el abolengo local, la Capitanía General y la Real Audiencia; mientras que en la segunda, la más bulliciosa, el puerto era su gran protagonista.

Una ciudad pujante y cosmopolita, como sólo podían serlo aquellas abiertas al mar: plural, tolerante y enriquecida en los últimos 36 años con la concesión estatal de Los Correos Marítimos para comerciar con las colonias americanas.

Este privilegio concedido por el rey Carlos III en 1764 (compartido por Cádiz) permitió que a Coruña se convirtiese en un receptáculo de riqueza, donde el dinero perseguía a sus moradores. Por tal circunstancia, la ciudad se convirtió en un atractivo punto migratorio. el efecto llamada, brindado desde la otra orilla del Atlántico, produjo un aluvión humano sin precedentes para instalar comercios y enriquecerse al calor del monopolio estatal.

Con todo, esta bonanza estaba supeditada a los conflictos en los que estaba abocada España, sobre todo con su eterno enemigo: Inglaterra, que en su afán expansionista y poseída de una portentosa fuerza naval, ambicionaba aquellos territorios y su fuente de riqueza. Esta situación fue una constante durante la permanencia de Los Correos Marítimos en A Coruña, a los que hostigaban o hundían.

La Paz de Amiens (1802) permitió al Estado español realizar un serio replanteamiento de los fondeadores navales e incorporar a la Real Armada los Correos Marítimos y trasladarlos a la segura y bien fortificada ría ferrolana. La medida iba acompañada por la R.O. que agregaba el puerto departamental a comerciar con sus colonias, en detrimetno del coruñés. Así pues, A Coruña quedó huérfana de su principal fuente de negocio.

Con todo, durante su vigencia, el mercantilismo coruñés fue capaz de crear su propio tejido estructural, permitiéndole amortizar el terrible golpe sufrido. De esta forma pudo mantener intacto el status de sus habitantes y su peculiar idiosincrasia, a la que no estaba dispuesta a renunciar, caracterizándose por ser una ciudad alegre y extrovertida que destinaba buena parte de sus ganancias para enriquecerse social y culturalmente.

Una capital única en el norte de España.

 UN VIAJE QUE CAMBIÓ EL MUNDO PARA SIEMPRE

El origen

Seis años después del descubrimiento de Edward Jenner, el rei Carlos IV (en la fotografía retratado al óleo por Francisco de Goya) dispuso organizar la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna (REFV) para llevar la vacuna a las -entonces- provincias españolas de América y Asia. Esta responsabilidad es asumida por dos médicos de cámara del monarca español (Francisco Xavier Balmis, director, y Joseph Salvany, subdirector), dos ayudantes-cirujanos, dos practicantes y cuatro enfermeros. Entre estos últimos figura la única mujer que participó en la Expedición: no es otra que la gallega Isabel Zendal Gómez.

El método: de brazo en brazo camino de América

Para llevar el pus vacunal hasta las Españas de Ultramar y rehusando la idea de trasladar vacas con viruela, Balmis ideó una cadena humana de niños expósitos: una primera dosis de linfa sería transplantada en los brazos de una pareja de niños.

1_vaca_luigisacco

A los 10-12 días, los granos de viruela de estos portadores tendrían una pústula central del tamaño de una lenteja, rodeada por un pequeño cerco más elevado y lleno de pus (“con la pinta de una hermosa flor con su germen en el centro”). En este punto de sazón de materia vacunal, se haría el trasvase de una nueva pareja. Así, de brazo en brazo, la vacuna fue haciendo camina hasta América.

2_pustulas

Las escalas

De A Coruña, el 30 de noviembre de 1803, zarpa la mayor odisea médica de la historia. Tras escalas en Tenerife y 3_expoPuerto Rico, el equipo médico de la REFV llega a Venezuela. Desde aquí, Joseph Salvany y otros tres expedicionarios emprenden la épica travesía que los lleva desde Barraqnuilla hasta las islas más al sur de Chile. El grupo de Balmis -con cinco ayudantes, entre ellos la enfermera Isabel Zendal- recala en la Habana antes de desembarcar en Veracruz; después de vacunar por Guatemala e interior de México, sale de Acapulco para llevar la vacuna hasta Filipinas. Balmis, en solitario, tras vacunar en Macao, Cantón y Santa Elena, llega a Lisboa dando por concluida su labor de campo en la REFV.

 De Galicia a Nueva Galicia

expedicion

Un balance espectacular

Los niños son el elemento clave sin los que sería imposible completar con éxito la campaña. La historia refiere el nombre de  los que realizaron los viajes marítimos, pero la gran mayoría de héroes anónimos que llevaron la vacuna hacia el interior estarán siempre en el olvido.

El número total de los utilizados como cadena humana y la de vacunados es desconocido.

El mayor adelanto y éxito de la REFV fue el sistema organizativo que aplicaron: las “Juntas de Vacuna”, red de centros creados para preservar y transportar el fluido vacunal en buenas condiciones hasta los lugares de vacunación. Disponían de un reglamento con instrucciones sobre las características del puesto de vacunación a como efectuar el censo de vacunados. En estas juntas integraron a los sanitarios locales para mejorar la aceptabilidad de la vacuna y utilizaron la prensa para difundir noticias.

Otra dimensión de las juntas era su proyección docente y educativa. Era necesario formar a los sanitarios locales en el ejercicio de la vacunación para que mantuviesen el programa. Contribuyeron así a institucionalizar y modernizar la sanidad en América, cuyo control recía hasta ese momento en las órdenes religiosas.

¿Qué fue de los gallegos?

La María Pita retorna a A Coruña desde Veracruz -donde desembarca el grupo de Balmis-, pero no racala hasta el 6 de enero de 1805, tras cinco meses de “permanentes malestares por los temporales y ser abordados por un corsario inglés”.

De la situación d5_monumentoe los niños que salieron de A Coruña informó el Consejo mexicano de Beneficiencia: a la altura de 1809, dos habían muerto; un comerciante adoptara a tres de los muchachos, cuatro estudiaban en la Escuela Patriótica, y otro comerciante adoptó a otros tres; un director de hospicio cuidaba de dos niños y otro director, de tres; un médico, el director de un colegio y un párroco adoptaron cada uno a un niño.

Terminada la campaña filipina, Isabel Zendal se asienta en Puebla (agosto de 1807), donde quedara su hijo. En esta ciudad mexicana, en abril de 1808, continuaba percibiendo los 500 pesos fuertes anuales (7500 reales) asignados a los enfermeros de la REFV, salario que, según Gutiérrez, mano derecha de Balmis, aún cobraba en enero de 1811.

Una estatua (foto de arriba) recuerda a Isabel y a los niños en el Parrote de A Coruña.

 

Fechas clave

  1. 30 noviembre 1803. Comienzo de la REFV. Parte de A Coruña la María Pita, con Zendal y los 22 nilños.
  2. 9 diciembre 1803. Llegada de la Expedición a Santa Cruz de Tenerife. PArte el 6 de enero de 1804.
  3. 9 febrero 1804. Llegada a América (Puerto Rico)
  4. 20 marzo 1804. El equipo médico de la REFV llega a Porto Cabelo (Venezuela). De ahí viajan a Caracas.
  5. 8 mayo 1804. La REFV se divide para siempre, de entrada en dos rutas. La expedición dirigida por Salvany va hacia América Meridional; la de Balmis parte en la María Pita desde La Guayra hasta Cuba. Con él viajaban Isabel y los niños (se suman seis en La Guayra)
  6. 26 mayo 1804. Llegada de la Expedición Balmis (EB) a La Habana.
  7. 25 junio 1804. Llegada de la EB al puerto de Sisal, en la península dle Yucatán.
  8. 24 julio 1804. Llegada de la EB a Veracruz, en la María Pita. Las corbeta vuelve desde este puerto a A Coruña (llegará el 6 de enero de 1805).
  9. 9 agosto 1804. Llegada de la EB a Ciudad de México. los 21 niños que parten de A Coruña se quedan, de entrada, bajo la tutela del virrey.
  10. 8 de febrero 1805. El grupo de Balmis, con Zendal, parte desde Acapulco hasta Filipinas a bordo de la nao Magallanes. Llega a Manila el 16 de abril de 1805.
  11. 2 septiembre 1805. Balmis, dende Manila, emprende en solitario el regreso a España. Aprovecha la espera del navío de la ruta Macao-Lisboa para vacunar en Macao (septiembre, 1805) y Cantón (octubre, 1805).
  12. 7 de febrero 1806. Balmis abandona Macao
  13. 17 junio 1806. Balmis sale de la isla de Santa Elena, donde realiza sus últimas vacunaciones.
  14. 14 agosto 1806. Balmis llega a Lisboa (Portugal)
  15. 14 agosto 1807. Llega a Acapulco la expedición asiática. Había zarpado d3e Manila el 19 de abril.
  16. 21 julio 1810. Muere Salvany en Cochabamba.
  17. Enero 1812. La expedición del cirujano Grajales y el enfermero Bolaños -los dos salieran de A Coruña- llega a la Patagonia chilena, al Archipiélago de Chiloé, otrora conocido como Nueva Galicia. Vacunan en varias islas. Es la última escala de la REFV. Vuelven después a Lima (llegan en marzo de 1812).

 

 

¡DESCÁRGATE AQUÍ LA HISTORIA COMPLETA!

Un pensamiento en “El Viaje

Colegio de Enfermería de Cáceres | Isabel Zendal y la expedición de los niños-vacuna de la viruelaEscrito en  9:20 pm - Mar 23, 2017

[…] apasionante expedición desde el punto de vista científico, conocida como la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, y que se emprendió por orden de Carlos IV seis años después de que el médico inglés Edward […]

Los comentarios están cerrados.